Fantasías sexuales más comunes ¿Qué te excita?



Algunas fantasías sexuales implican tener sexo en lugares públicos o en donde la pareja pueda ser descubierta. Otras, son más creativas y personales. Te comparto las (7) fantasías sexuales más comunes. ¿Estará tu fantasía sexual en esta lista?

“Me gustaría tener un trío contigo y otra mujer. Esa es mi fantasía”. Las primeras veces que escuchaba esto de parte de quien fuera mi pareja cuando comencé a tener actividad sexual, ni siquiera podía imaginar cómo sería la dinámica. A mis 20 años, no veía pornografía, no me atrevía a hablar con mis amigas de ese tema y solo se me ocurría responder con un, “bueno, si tu estás dispuesto a estar también con un hombre a lo “Brokeback Mountain, entonces sí”. Estamos hablando de principios de los 2000 cuando no había la información que tenemos ahora, tampoco la apertura abierta a tratar cosas nuevas, ni la mentalidad abierta para tan siquiera considerar estas cosas. Esa película, había sido en mi mundo hasta ese momento, lo más cercano a observar una fantasía de dos hombres. Lo decía en parte porque no tenía ninguna intención de cumplir el deseo quienes lo solicitaron, pero también porque creía que, si alguna vez tenía la curiosidad de experimentar, sería por mi propio deseo, no para complacer a mi pareja.

Al pasar los años y al especializarme en parejas y sexualidad, escuché otros ejemplos como los siguientes: “Ser penetrado por una mujer con un strap on". "Tener sexo con mi pareja frente a otra persona que nos esté mirando y no participe". "Ver a otra persona teniendo sexo con mi pareja mientras me masturbo". "Doble penetración con dos hombres a la vez". "Sexo anal". "Que me orinen en la cara mientras me masturbo". "Tener sexo en la oficina mientras hay otras personas trabajando en el lugar". "Tener sexo con una prostituta". "Tener un panty que tenga un vibrador instalado que pueda usar, mientras mi pareja lo controla en un lugar público". Y, "pagarle a un porn star para que tenga sexo con mi pareja,”entre muchas otras historias.

¿Sientes que tus fantasías sexuales son una loquera que no te atreverías a decir en voz alta por temor a lo que piensen los demás? Por otro lado, si no las expresas puede que tampoco las cumplas en vida real, si eso es lo que deseas. Para que no te sientas sola, te comparto la información publicada en el libro Tell Me What You Want de Lehmiller y compartidas en la revista Psychology Today bajo el tema, The Seven Most Common Sexual Fantasies. Este autor realizó una encuesta entre 4,000 americanos para mostrarnos como lo que creemos que son deseos oscuros, resultan ser bastante comunes. ¿Estará tu fantasía entre las siguientes categorías? Veamos:

1. Tener sexo con múltiples parejas- los tríos o threesomes resultaron ser la idea más popular. Al parecer para romper la monotonía, algunos desearían añadir a alguien más a la ecuación.

2. Poder y control- ¿recuerdas cuánto te disfrutaste 50 Shades of Gray? BDSM es una práctica que envuelve el bondage, disciplina y dominación, sumisión, sadismo y masoquismo.

3. Aventuras- por ejemplo, tener sexo en lugares públicos, experimentar con juguetes o hacerlo en un avión.

4. Actividades tabú y prohibidas-hacer algo que no se supone que hagamos, nos excita más. Entre las fantasías en esta categoría se encuentra el deseo de observar a los vecinos teniendo sexo o desvistiéndose.

5. Pasión y romance- algunas personas consideran que aparte de la gratificación sexual, les gustaría sentirse deseados, validados, amados o con un preámbulo romántico en una cita en algún lugar exótico.

6. Tener una relación abierta- practicar algún tipo de relación no monógama como los swingers, relaciones poli amorosas o relaciones abiertas.

7. Explorar la fluidez sexual y género- romper las reglas expresando su sexualidad a través del travestismo o el compartir sexualmente con personas de su mismo género.

Ahora bien, el que tengamos este tipo de fantasías, no significa que tengamos la intención de cumplirlas. De los encuestados solo el 80% dijo que desearían llevar su fantasía a la vida real, pero solo el 23% lo había logrado. Si decides que deseas comunicarle a tu pareja tu fantasía, hazla desde un marco de respeto y confianza. No des por sentado que, porque alguien tenga sentimientos por ti, debe complacerte en todo lo que pides. Es importante que tu pareja consienta a lo que propones. Debes también tomar en cuenta el que en ocasiones cuando tienes la oportunidad de realizar lo que fantaseabas, no resulta como esperabas. Sea cual sea el caso, no debes sentirte extraño por tener este tipo de pensamientos porque como ves, muchas otras personas dan rienda a su imaginación, como tú.

Si deseas conversar con una profesional acerca de tu vida de pareja, sexualidad o toma de decisiones, presiona aquí para comunicarme contigo.

Recent Posts

See All