Los beneficios del sexo espontáneo




Pasa de repente. Te acercas, se acerca, te hace un comentario al oído o te regala una sonrisa coqueta. Tocas su cuerpo o le respondes con un beso que los lleva al resto. O quizás, se cruzan las miradas, sientes la intensidad que atrae sus cuerpos como imanes, tu corazón se acelera, se te eriza la piel y aumenta el calor corporal mientras se quitan la ropa desesperadamente. De cualquier forma que comience, a fuego lento o intenso, no hay nada que se compare con la energía que te da el sexo espontáneo.


El sexo espontáneo produce un sinnúmero de beneficios y nos da una sensación de bienestar general. Por un lado, experimentamos la adrenalina que provoca lo urgente, lo fugaz y lo inmediato. También nos permite disfrutar de lo que deseamos y la pasión que sentimos al instante, sin tener que planificarlo o posponer la gratificación. Ese placer que provocan estos momentos de sexo espontáneo renueva nuestra energía y nos hace sentir más vivos. Además, nos regala la alegría de recibir algo inesperado y la satisfacción que nos da la validación de sentirnos deseadas por alguien que nos atrae o que queremos. Sin embargo, lo que más nos encanta del sexo espontáneo es que el recuerdo del encuentro nos deja sonriendo por días.


Deja que corra tu imaginación para activar un encuentro fogoso, sin planificar. ¿Cuándo fue la última vez que sentiste que la adrenalina te consumía?


Si sientes que algo debería mejorar en tu vida sexual o de pareja, escríbeme un mensaje privado aquí.






Recent Posts

See All