Terminó tu relación ¿Ahora qué?



Llegó el día en el que tu pareja, o quizás tú, decidieron terminar la relación que llevaban. De repente es domingo y te encuentras aferrada a tu botella de vino escuchado a to' volumen a Tommy Torres. Quizás tu plan alterno sea comer mantecado, mientras veas alguna película como The Notebook. Todos procesamos las rupturas de manera diferente. Aunque no hay una fórmula perfecta, te presento alternativas para la distribución del tiempo que antes compartías con otra persona para así redefinir tu situación.

Retoma pasatiempos o asuntos que hayas dejado sin terminar

Ya sea concluir tus estudios, completar ese curso de baile de salsa o las clases de cocina que “un día” ibas a comenzar.

Viaja, descubre y conoce

Muchas veces nos adaptamos a viajar o irnos de roadtrip en compañía de alguien, o esperar a que nuestras vacaciones se alineen con las de nuestra pareja. Si la relación termina y nada impide que puedas salir de tu casa a descubrir nuevos lares, ve aunque sea sola. En el camino conocerás a otras personas con tus mismos intereses, mientras te expones y disfrutas de otras costumbres y/o culturas.

Haz trabajo voluntario o únete a una causa

Colaborar o apoyar una causa, aparte de influenciar en tu bienestar mental, ayudará a que conectes con otras personas que comparten tus intereses y deseos de ayudar.

Date tiempo para procesar la adaptación hacia tu soltería

Llorar esporádicamente o sentir coraje, es normal. Pero llorar la situación por más de dos semanas o hasta meses, podría ser indicios de una depresión o tristeza profunda.

Nadie es tuyo, ni le perteneces a nadie

Un día te dejan y puede que más adelante seas tú la que rompas una relación. Es bien difícil cuando una persona se resiste dejar en libertad a quien ya no desea estar ahí. Como decía una buena amiga, “bendícele su camino y déjalo ir.”

Escucha canciones “corta venas” solo para sacarte del sistema un llantén

Pero no te quedes en ese estado por un largo período. La música tiene el poder de cambiar nuestras emociones o evocar recuerdos. Procura que luego de tu canción de desahogo, pongas una que te dé ganas de bailar o te haga sentir feliz.

Haz ejercicios

Por tentador que pueda parecerte estar en la cama llorando y mirando Instagram todo el fin de semana, ponte el tenis y haz ejercicios; o sal a caminar, aunque no tengas ganas ni sepas lo que vas a hacer. Usa tu coraje, energía o confusión como empujón para hacer algo que pudiera cambiar tu estado de ánimo, y hasta ayudarte a lucir mejor, mientras beneficias tu salud.

Cuando estés lista y aún cuando no lo estés, recuerda que hay experiencias que te expondrán a seguir conectando y conociendo personas. Retoma amistades que no ves hace tiempo, continúa leyendo, educándote o relacionándote con mentores en áreas que quieras desarrollar. Expande tu círculo social si se presentan oportunidades de eventos profesionales o de entretenimiento.

No le temas a la soledad, porque esta te ayudará a crecer y a entender lo que quieres para ti. Además, aprenderás sobre lo que quieres o no en una relación futura. En fin, trabaja en cuidarte a ti misma primero, porque no hay nada más atractivo que una mujer autosuficiente que proyecta seguridad ante experiencias desconocidas.

49 views0 comments

Recent Posts

See All